Está aquí: InicioOpinionTras la puerta del poderEl Estado da “palos de ciego” ante la matanza de periodistas

El Estado da “palos de ciego” ante la matanza de periodistas

Escrito por  Roberto Vizcaíno Publicado en Tras la puerta del poder Jueves, 18 Mayo 2017 07:03
Valora este artículo
(0 votos)

Sin escuchar la opinión de los periodistas, el Estado dicto ayer una serie de medidas para la protección de los trabajadores de los medios informativos y para garantizar así, se dijo, el libre ejercicio de la libertad de expresión en México.

Encabezados por el presidente Enrique Peña Nieto, el Gabinete de Seguridad y los gobernadores integrados en la Conago, anunciaron una serie de medidas en su mayoría basadas más en las buenas intenciones que en una realidad del medio periodístico en el país.

El encuentro y los pronunciamientos responden al clima de indignación que vive el medio periodístico nacional e internacional, por la ejecución de 7 periodistas en tan sólo 5 meses de este año, dos de ellos cometidos apenas el lunes.

Ese medio día, en Culiacán, Sinaloa, un comando asesinó a Javier Valdez Cárdenas, y por la tarde en Autlán, Jalisco, otro grupo de sicarios ejecutó al reportero de 26 años de edad Jonathan Rodríguez Córdova y dejó gravemente herida a su madre, Sonia Córdova, subdirectora del semanario El Costeño de Autlán.

Con estos asesinatos de periodistas, van 7 en este año.

El sábado 29 abril Morelos fue asesinado de 5 balazos Filiberto Álvarez Landeros, y el viernes 14 de ese mismo mes fue asesinado en La Paz, Baja California sur, el periodista y columnista Max Rodríguez.

Dos semanas antes, en la madrugada del miércoles 29 de marzo, en Jalapa, Veracruz, fue atacado el periodista Armando Arrieta Granados, jefe de redacción del diario La Opinión, quien sigue en terapia intensiva.

Seis días antes, el jueves 23 de marzo fue baleada y muerta en Ciudad Juárez Miroslava Breach Velducea, corresponsal del diario La Jornada, y reportera de El Norte.

Cuatro días antes, el 19 de marzo, en Yanga, Veracruz, fue asesinado Ricardo Monlui Cabrera, director del diario El Político y columnista en El Sol de Córdoba.

A inicios de ese mismo mes, el 2 de marzo, en Tierra Caliente, Ciudad Altamirano, Guerrero, fue ejecutado el periodista Cecilio Pineda, colaborador de El Universal y La Jornada de Guerrero.

En este contexto, ayer el presidente Enrique Peña Nieto indicó que su administración, aplicará las siguientes medidas:

PRIMERA: “Se fortalecerá la estructura y el presupuesto asignado al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas. Actualmente, hay que decirlo, 538 personas están bajo la protección de este Mecanismo. De ellas, 342 son personas defensoras de derechos humanos y 196 son periodistas. Reiteró el compromiso asumido la semana pasada con representantes del Comité para la Protección de los Periodistas, de que “este Mecanismo contará con los recursos necesarios para brindar la protección que requieren los periodistas y defensores de los derechos humanos”.

SEGUNDA: “Se establecerá un Esquema Nacional de Coordinación con las Entidades Federativas y un Protocolo de Operación. Su objetivo será coordinar las acciones para hacer frente y reducir las situaciones de riesgo contra periodistas y defensores de derechos humanos. Su instrumentación estará a cargo del Mecanismo Federal, cuya Junta de Gobierno incluye, como aquí se ha señalado, a representantes de la sociedad civil, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y del Gobierno de la República”.

TERCERA: “Fortaleceremos la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, a través de las siguientes medidas:

· Habrá más personal y mejor capacitación a Ministerios Públicos, policías y peritos; se establecerán mecanismos de contacto y diálogo con la sociedad civil y el gremio periodístico, que impulsen la confianza y la colaboración; habrá revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso, garantizando el derecho a la verdad, el acceso a la justicia y el combate a la impunidad; habrá coordinación transversal entre autoridades locales y federales para garantizar la inmediata atención de los delitos con una perspectiva de derechos humanos; se dará apoyo a las entidades en la creación de unidades o Ministerios Públicos especializados en materia de libertad de expresión dentro de sus fiscalías y procuradurías, los cuales serán clave para cerrar el paso a la impunidad; se crearán protocolos homologados a nivel nacional para la investigación y atención a víctimas de delitos cometidos contra la libertad de expresión.

Peña Nieto afirmó acompañará a autoridades locales, para que los casos (de ejecuciones de periodistas) se resuelvan y se haga justicia y que sus propuestas buscan garantizar un entorno de seguridad y dignidad a la labor periodística. Subrayó que su Gobierno “se ha distinguido por ser respetuoso de la libertad de expresión”.

En este encuentro el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y presidente en turno de la Conago, condenó a nombre de los gobernadores las ejecuciones antes enumeradas, y dijo que estas muertes“no acallaran las voces ni las notas que revelan o que muestran dónde está el mayor desafío que tenemos, y por supuesto, esta tarea indiscutible de combate a la delincuencia”.

Luego informó que los gobernadores se han comprometido para:

· Investigar, con resultados evaluables, los homicidios perpetrados en contra de periodistas, defensores de derechos humanos y colaboradores de periodismo.

· Crear u homologar fiscalías o áreas especializadas dentro de las Procuradurías estatales para investigación y prevención de delitos cometidos contra periodistas, defensores de derechos humanos o colaboradores de periodistas.

· Conformar mapas estatales de riesgo y agresión a periodistas con base en el Mecanismo Federal.

· Dar cumplimiento cabal a la recomendación 24-2016 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y

· Trabajar con un Protocolo Único, unificado, para poder establecer Mecanismos de Protección, de Prevención, y por supuesto también de Atención a Víctimas de este delito.

Y aseguró que los Gobernadores del país “trabajaremos también para establecer en todos y cada uno de nuestros estados el Mecanismo de Protección homologado con el correspondiente Mecanismo Federal...

“Hoy asumimos este compromiso. Hoy refrendamos este compromiso existente entre las autoridades locales a nuestro cargo y las autoridades de la República, para responder a esta sensible demanda social de mayor seguridad y protección para todos los periodistas y las periodistas del país”, concluyó.

El tema es que –de acuerdo al padrón de medios del Gobierno Federal-, en el país existen unos 900 medios impresos, entre diarios y revistas, en los cuales trabajan alrededor de 31 mil reporteros y fotógrafos y personal de redacción.

Un número no determinado trabajan en noticiarios de radio y TV y muchísimos más en los portales digitales.

El entorno en el que se desenvuelven todos ellos, es -en su mayoría- muy violento y a las amenazas hacia su labor periodística, se suman condiciones muy precarias de ingresos y falta condiciones profesionales para realizar su labor.

De acuerdo a organizaciones de protección y de Derechos Humanos, en amplias regiones de los siguientes estados prácticamente no existen garantías mínimas para el ejercicio de su labor periodística: Guerrero, Veracruz, Puebla, Chiapas, Oaxaca, Michoacán, Nuevo León, Sinaloa, Estado de México, Tamaulipas, Baja California, Baja California sur, Chihuahua y Quintana Roo.

Ojalá y de algo sirva lo anunciado ayer.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 93 veces

Facebook