Está aquí: InicioOpinionTras la puerta del poderOchoa Reza a sus senadores: no hay duda, el PRI retendrá la Presidencia en 2018

Ochoa Reza a sus senadores: no hay duda, el PRI retendrá la Presidencia en 2018

Escrito por  Roberto Vizcaíno Publicado en Tras la puerta del poder Miércoles, 05 Julio 2017 08:56
Valora este artículo
(0 votos)

Apoyado en un balance electoral sin concesiones que no desconoce –dice- que existen condiciones difíciles en la contienda, el presidente nacional del PRI afirmó ayer ante los senadores de su partido que no tiene la menor duda de que el PRI retendrá la Presidencia de la República, el predominio en el Senado y la Cámara de Diputados y la mayoría de los cargos que estarán en juego el 1 de julio de 2018.

A ello contribuirá la unidad interna, el hecho de que el PRI tiene los mejores y más preparados prospectos para cada de las candidaturas, y que presentará las mejores propuestas, dijo.

Por ello los convocó a participar activamente en la XXII Asamblea Nacional que se realizará el 12 de agosto próximo con la asistencia del presidente Enrique Peña Nieto.

Ayer, salvo unos cuantos que andan con agendas internacionales, la mayoría de los 55 senadores del PRI, grupo que comanda Emilio Gamboa, el más numeroso en la Cámara alta, se reunió durante varias horas a puerta cerrada con Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI.

¿Quieren cambio de estatutos?, ¿qué temas?, ¿para lograr qué?, les preguntó su dirigente.

Ahí, en directo, recibió quejas, críticas, observaciones y sugerencias.

Una, reiterada, abierta, fue la petición de hablar menos de Andrés Manuel López Obrador y hacerlo más del partido y sus logros, de sus propuestas.

“Líder… le está Usted haciendo la campaña al tabasqueño… ¿para qué usar nuestros tiempos en los medios, en la radio, la TV, los spots, los diarios para decir que López es tal o cual? ¡La gente en el país ya lo sabe! Los mexicanos ya saben que ese tipo es cínico, autoritario, necio, engañoso, mentiroso, corrupto… y a los que lo adoran, pues no los va a hacer Usted cambiar de opinión”, le indicaron a Ochoa Reza.

Ochoa aceptó, anotó todo, y se fue directo a lo suyo, al balance electoral obtenido hace apenas un mes, donde el PRI logró retener 2 de 3 gubernaturas cuando se decía persistentemente que perderían todo, y donde logró, cierto, un nivel bajo de votos respecto de otros años, pero al fin el más alto porcentaje respecto del resto de los partidos.

Y luego lo central: las participaciones en los preparativos de la XXII Asamblea.

A un mes y días de la Asamblea a la que asistirá el Presidente Enrique Peña Nieto, les dijo, ya se han realizado más de 3,000 asambleas estatales y municipales en las que han participado poco más de 300 mil militantes de base.

De ahí, agregó, han comenzado a salir ya las propuestas “por las cuales pediremos su voto en las elecciones de 2018”.

Sentado a su lado, el senador Emilio Gamboa repartía la palabra y daba turno a sus compañeros, además de que, de cuenta propia, agregaba termas, sugerencias y reclamos.

A la llegada, Ochoa Reza conversó con reporteros, a quienes dijo que ni su partido ni sus dirigentes o militantes temen al llamado Frente Amplio Democrático opositor que hoy se debate entre PAN y del PRD.

“No, no nos atemoriza, nosotros en lo que estamos concentrados es en hacer una gran alianza con la ciudadanía”, concluyó.

Ya dentro Ochoa Reza habló de los retos y los tiempos, y de los preparativos para no sólo sacar adelante un PRI más cercano a las exigencias de los ciudadanos, sino un partido acorde para retener la Presidencia de la República el 1 de julio de 2018, la mayoría de las 9 gubernaturas en juego y el predominio en el Senado y la Cámara de Diputados.

Tarea inmensa en todos los sentidos.

Viene Javier Duarte

Para los suspicaces de siempre, detrás de la aceptación de Javier Duarte de ser extraditado a México, existe el acuerdo inconfesable.

Apenas Duarte confirmó su aceptación, ya comenzaron a correr las versiones sobre el pacto que le daría posibilidades de salir libre pronto.

Yo la verdad no veo que vaya a lograr nada de eso y sí creo que el exgobernador veracruzano ya a pasar un largo tiempo en una prisión mexicana. Por lo pronto es un hombre con vida nueva. Para nada con buenas perspectivas, comenzando porque está absolutamente quemado ante el mundo. Sus decisiones y acciones afectarán a sus hijos y demás familia, sin duda a su esposa quien está por ahora libre, pero con la vergüenza encima de ser parte de las corruptelas del marido.

Una familia entera y círculo de amigos que esperaban vivir en la abundancia y que hoy están inmersos en el descredito y el repudio donde se paren.

Por lo pronto lo más posible es que Duarte llegue ya la próxima semana a algún penal de la Ciudad de México, para continuar siendo mostrado por los medios detrás de las rejas y como un delincuente en camino al ineludible castigo.

Van por el Nayarit

Así, en la feria del castigo a corruptos, parece que está a punto de ocurrir por primera vez que un gobernador en funciones sea encarcelado por corrupción y vínculos con el crimen organizado.

Si son ciertos los informes de la Subprocuraduría Especializada en la Investigación de Delitos Federales de la PGR, el gobernador saliente de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, estaría a punto de ser el primer ejemplo exigido desde hace tiempo por millones de mexicanos.

Sería, afirman, la consecuencia natural luego de que a fines de marzo pasado su Procurador estatal, Édgar Veytia, fue detenido en San Diego, California, Estados Unidos, acusado por narcotráfico.

A partir de entonces su jefe, el gobernador priísta Roberto Sandoval, pasó a ser el centro de la atención de medios y autoridades judiciales.

Sobre todo porque Sandoval se ha encargado de mostrar una fortuna imposible de provenir de negocios lícitos.

En un video se muestra cómo Sandoval encabeza un recorrido por su rancho de Aután donde tiene un criadero de caballos de alto registro, especialmente un centenar de yeguas aztecas y españolas, dice él, criadero construido y operado en conjunto con el canta autor Joan Sebastian –ya fallecido-, y con El Cheque Peña, cantante nayarita. El rancho, de 17 hectáreas, 170 mil metros cuadrados, cuenta con una casa grande y un lago artificial.

Sandoval deberá entregar el poder el 19 de septiembre próximo al panista-perredista Antonio Echevarría. Sin embargo, y a pesar de que él ha dicho que no huirá, es muy posible que en estos dos meses y casi 20 días que faltan para ese cambio de poderes, o pudiera ser detenido por la PGR o desaparecer como lo ha hecho otros para no caer tras las rejas.

¿Sólo suspicacias?

No pasa inadvertido para muchos que los gobernadores enjuiciados y encarcelados por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto sean justamente aquellos que perdieron en las últimas elecciones sus estados.

En 2016 quienes los gobernadores perdedores fueron Javier Duarte, en Veracruz; Roberto Borge, en Quintana Roo y César Duarte, en Chihuahua.

En este 2017 el gobernador derrotado fue Roberto Sandoval, en Nayarit.

¿Escarmiento? , ¿Venganza?, ¿ejemplo para que otros aprendan que no deben perder?

Ni idea, pero lo cierto es que en todos esos casos fueron sus comportamientos los que incidieron en las derrotas de los candidatos del PRI y el escarnio para el gobierno del presidente Peña Nieto.

Ahí queda el apunte.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 99 veces

Facebook