¿En serio AMLO necesita a Maduro y a Evo?

Ahora sólo falta que hoy Daniel Ortega anuncie que sí viene a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador.

Con eso de que el próximo presidente de México no ejercerá su derecho de admisión, el 1 de diciembre puede venir quien quiera.

Hasta el miserable héroe de la Revolución Sandinista que es ya hoy peor que el dictador Anastasio Somoza contra el cual luchó.

Y por qué no pensarlo ya en este escenario de lo imposible, que si vivieran también podrían venir a la ceremonia del 1 de diciembre en San Lázaro Augusto Pinochet y el general Videla. ¿Por qué no si el gobierno de AMLO es ya amigo de todos?

Por cierto, un pequeño detalle que hay que rescatar en este escenario del absurdo más real que nunca ha existido: ¿sabe Usted por qué Nicolás Maduro y Evo Morales podrán venir a la toma de posesión de AMLO?:

Bueno no solamente por que NO fueron invitados a la decimotercera Cumbre del G-20 que se realizará el 30 de noviembre y 1 de diciembre en Buenos Aires, Argentina, sino porque -cuando menos a Maduro-, le indicaron que no lo iban a dejar entrar como no lo dejaron asistir a las anteriores reuniones del área.

¿Cuál es el más execrable? Maduro, Evo o Daniel Ortega… o Trump. Cuando menos el norteamericano sí irá a Buenos Aires y nos evitó la pena de aceptarlo aquí.

Pero los otros, ¿qué onda con AMLO? ¿En verdad necesita la asistencia de Maduro y Evo?

Si es cierto como lo es que en política no hay casualidades, pues entonces las asistencias del presidente venezolano y la del boliviano tienen un mensaje de AMLO para los mexicanos, para el Continente y para los socios desarrollados es decir a EU, Canadá y Europa.

Porque son todos estos quienes repudian y rechazan a Maduro y en buena medida a Evo. De Ortega no qué decir, por ahí anda.

Y AMLO y su círculo lo saben.

Saben que Maduro está en el primer círculo del poder venezolano desde que Hugo Chávez lo hizo canciller en 2006 y luego su sucesor en 2012, para ratificarlo a su muerte en marzo de 2013.

Desde entonces Maduro ha terminado de hundir a Venezuela en el peor desastre de gobierno populista, represor y genocida, y en una crisis económica en la que la inflación galopa libremente mientras el hambre se apodera de las mayorías, y el éxodo migrante desangra ya a Venezuela con más de 3 millones de ciudadanos.

De 2013 a la fecha Maduro ha anulado a la Asamblea Nacional de Diputados y se ha reelegido para un segundo mandato que teóricamente terminará en 2025. Y ha mantenido una abominable represión contra el pueblo y medios de comunicación. Nada más.

Mientras que Evo Morales es ya, con 12 años en el poder, el presidente que ha durado más al frente de Bolivia.

A todo eso AMLO y su canciller Marcelo Ebrard han respondido que no hay tos. Que él y su gobierno son amigos de todos los gobernantes del mundo y que pueden venir quienes quieran venir.

¿Ese es el mensaje que nos quiere hacer llegar López Obrador? ¿Qué con él como con "sus amigos" venezolano y boliviano viviremos un largo gobierno de un solo hombre?

PENAS LARGAS A DELINCUENTES ELECTORALES

Mientras en el Congreso la vida sigue y en el Senado el zacatecano Ricardo Monreal galopa a toda velocidad en eso del rediseño del Estado Mexicano.

El coordinador de la mayoría de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política de la cámara alta presentará esta semana, una iniciativa para incrementar y endurecer las penas a delincuentes electorales.

Las reformas a la Ley General en Materia de Delitos Electorales buscarán penalizar aún más al financiamiento irregular y al uso de programas sociales en procesos electorales.

Experto el mismo en cuestiones electorales, Monreal presentará como sustento para sus reformas, los hechos denunciados durante el pasado proceso electoral y con miras a que no se repitan en las 5 elecciones de 2019.

Recordó que desde septiembre de 2017 y hasta julio de 2018 la FEPADE recibió mil 104 denuncias sobre alteraciones al Registro Federal de Electores así como por la compra, coacción, manipulación, y uso de recursos públicos para obtener votos.

Más del 60% de estas denuncias fueron presentadas por el Instituto Nacional Electoral.

En el proyecto de la iniciativa que presentará Monreal entre martes y jueves de esta semana, se indica que la FEPADE ha recibido 200 denuncias por violencia política en contra de mujeres, de las cuales, 40 pertenecen al último periodo electoral.

El zacatecano explicó que por ello uno de sus objetivos es proteger en mayor medida la participación política de las mujeres en un entorno que les garantice seguridad para el desarrollo igualitario de sus actividades.

En esta nueva iniciativa legislativa de Monreal, se incluyen nuevos delitos como los ataques o mal uso de los sistemas informáticos utilizados por la autoridad electoral.

BOLSONARO, LULA, LA EZQUISOFRENIA ELECTORAL

Hace poco, muy poco, Luiz Inacio Lula da Silva, un hombre emblemático de la izquierda latinoamericana y el expresidente de Brasil que logró rescatar a 40 millones de ciudadanos de la extrema pobreza para colocarlos en la clase media, era el ganador indiscutible de las nuevas elecciones presidenciales en su país.

Preso por supuestos pagos ilegales, pero más para impedirle regresar al poder, fue inhabilitado para competir por un nuevo período presidencial.

La mayoría de los brasileños lo querían a él y por ello no aceptaron a Fernando Haddad a quien el Partido del Trabajo designó como su sustituto.

Por ello, en una abierta e incomprensible esquizofrenia electoral, ayer -por quizá 55% de los votos-, los brasileños eligieron a uno de los enemigos más férreos de Lula, al ultraderechista Jair Bolsonaro.

Un exmilitar de 63 años nostálgico de la dictadura, abiertamente xenófobo y machista o mejor dicho antifeminista que ha logrado la victoria en una las elecciones más violentas y polarizadas de las últimas décadas en el continente.

Bolsonaro ha dejado claro desde el primer instante que comienza una nueva era en Brasil.

Felicitado por prácticamente todos los mandatarios del mundo -al menos los que cuentan-, Bolsonaro se ha comunicado por Facebook y por las redes sociales con sus seguidores para reiterarles que no habrá tregua contra corruptos y para ir a un cambio profundo en su país.

"Todos juntos vamos a cambiar el destino de Brasil…

"No podemos seguir coqueteando con el socialismo, con el comunismo, el populismo o el extremismo de izquierda", acotó.

Según el diario El País, el ultraderechista se convirtió en un fenómeno político siguiendo el libreto nacionalpopulista ultraconservador resumido en su lema "Brasil por encima de todo, Dios por encima de todos".

Y ahí está un nuevo ejemplo de que hoy los electores cambian en días de una opción electoral e ideológica a la contraria.

El Pueblo es sabio, diría aquí el clásico.


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Twitter: _rvizcaino