¡Uf, qué semana!

La expresión, con todo lo que representa en voz de un personaje como Ricardo Monreal, surgió natural del que yo considero el personaje más influyente y con mayor fuerza y experiencia en el Congreso de México.

Lo que siguió luego de esa revelación de un estado de ánimo, se lo dejó al propio zacatecano, para no quitarle ni ponerle nada a su comentario que advierte lo que vivió luego de las elecciones internas de su fracción del lunes 19 de este agosto.

"Hoy vivimos una semana llena de contradicciones, llena de polarización y una rispidez política en el Senado de la República. No lo puedo negar, ni tampoco lo voy a desconocer.

"En la renovación de la Mesa Directiva, que hoy estará encabezada por una mujer de Tabasco, Mónica Fernández, se presentó un diferendo por la presencia de senadoras del PES, que siempre han acompañado en las decisiones de Morena. Siempre han votado con Morena y tenían la autorización expresa del coordinador y del presidente de la Mesa Directiva.

"Pero, la elección se llevó a cabo de manera ejemplar, hay notario público que atestigua los hechos. En este caso, la elección de la nueva presidenta fue por unanimidad, por consenso, y los senadores decidimos no ir al pleito, no ir a la confrontación; decidimos cerrar filas por la unidad de Morena.

"Ahora es lo que corresponde, actuar con madurez, con serenidad y con tolerancia. No vamos a responder ataques ni descalificaciones, vamos a convocar a la unidad, al a tolerancia, porque el cambio de régimen implica eso: el hombre público está sujeto al escrutinio público, también a la descalificación, también a la infamia y a la calumnia.

"Nosotros tenemos que actuar con altura de miras, con prudencia, con serenidad por el bien del país, por el bien de Morena".

Detrás del desahogo y de una aclaración como se dice, a toro pasado, ya si la rispidez del calor del momento, Moreal intentó cerrar, poder fin al conflicto.

Va a ser difícil, Martí Batres no sólo anda muy encabronado porque, afirma, el zacatecano no sólo no lo apoyó en su exigencia de reelección, sino porque lo hizo quedar pésimo ante todos al abrir la sucesión de la presidencia del Senado al tema del respeto a la paridad de género.

Y por si eso no fuese poco, Batres se exhibió como un porro super-marrullero al pretender convertir la elección del presidente del Senado, en una renovación vinculatoria de la coordinación del grupo parlamentario de Morena y por ende de la presidencia de la Junta de Coordinación Política que ocupa Monreal.

Si él renuncia, yo ya no la hago de tos, exigió Batres. ¿Y por qué debía hacer tal cosa Monreal?

Pero sin embargo lo hizo. El zacatecano, el lunes mismo de la elección interna y ante la chillería de Batres, puso su renuncia ante la mesa de su grupo, y su fracción (53 de 59 senadores) se paró, la rechazó y se tomó una foto para dejar testimonio gráfico-histórico del hecho.

Batres, ya sin ningún apoyo de su bancada -no hay testimonio de ni un solo senador que saliera a sumársele-, siguió gimoteando, pataleando y exigiendo absurdos en cuanto noticiario de radio le abrieron.

ÉSTA, SU ÚLTIMA SEMANA

En este contexto Martí inicia hoy sus últimos 6 días como presidente del Senado. Todavía le tocará encabezar y dirigir la sesión de la Permanente, el miércoles 28. Luego de ello, todo se alineará para que el sábado se realice la sesión previa para elegir a su sucesora, la senadora de Morena por Tabasco, Mónica Fernández, quien el domingo subirá por primera vez a la tribuna de San Lázaro como presidenta del Senado, para copresidir con quien decidan los panistas para ocupar la presidencia de los Diputados, la sesión de Congreso con que la LXIV Legislatura iniciará su segundo año de labores.

Batres, si es que tiene la cachaza de asistir, será menos que senador raso, porque apestado ya es, al menos entre su grupo parlamentario, al que acusó de recibir cañonazos -¿de a cómo serían los cañonazos que repartió Monreal según lo acusó Batres?-, y de haber validado una elección interna fraudulenta.

A partir de ese momento sólo le quedará el espacio de la traición y la filtración, de colocar obstáculos a acuerdos y a lo que haga Monreal para sacar adelante las iniciativas pendientes de una lista que suma casi los 40 temas.

Ya veremos lo que decida ser y hacer.

INICIATIVA DE REAFIRMACIÓN SOBERANA

Normas como la que pretende impulsar Ricardo Monreal esta semana para exigir a nivel internacional enjuiciar y sancionar a terroristas que con sus actos de violencia afecten a Méxicanos en otros países, operan a plenitud en varias naciones.

Nada más habría que recordar el juicio contra Augusto Pinochet quien fue extraditado de Inglaterra a España y luego perseguido durante años por acusaciones de haber matado a españoles en su guerra contra disidentes en Chile.

El caso de Julian Assange, y su largo asilo en la embajada de Ecuador en Londres.

En fin, Monreal afirma que llegó el momento en que México cuente con instrumentos legales que le permitan reclamar la extradición para enjuiciar en este país a terroristas que, como el texano que asesinó a mansalva a mexicanos en un súper en El Paso, Texas.

"La iniciativa busca dar al gobierno de México las herramientas legislativas adecuadas para que el efecto punible de actos de terrorismo, motivados por el odio en contra de la comunidad de origen mexicano, no quede sujeto solamente a la voluntad de los Estados en donde tenga lugar el crimen, sino que se pueda solicitar la aplicación de nuestra legislación en esos casos", indica.

A FELIX LO ACOMPAÑÓ MÓNICA

La ya nominada futura presidenta del Senado, la tabasqueña Mónica Fernández, fue sin duda el eje de atracción política en el evento en Chilpancingo, Guerrero, en el cual Félix Salgado Macedonio rindió su primer informe como senador y presidente de la Comisión de la Defensa.

Ahí, acompañando al controvertido senador de Morena, estuvieron también la no menos controvertida Nestora Salgado, el senador priísta y excandidato a la gubernatura Manuel Añorve -por cierto muy aplaudido-, el exgobernador de Chiapas y Senador con licencia Manuel Velasco, el secretario de Finanzas de Guerrero Tullio Pérez, y el exalcalde Luis Walton quien se llevó la peor rechifla del evento.

El Comandante de la 35 Zona Militar, José Ernesto Ávalos Pardo, asistió en representación del titular de la SEDENA

Con este evento la tabasqueña Mónica Fernández se inauguró como pre-presidenta del Senado.

MONREAL FUE A MORELIA

Para acompañar a Cristóbal Arias en su informe de labores, en Morelia estuvieron el fin de la semana los senadores Ricardo Monreal y Beatriz Paredes, el coordinador de los diputados de Morena y previsible prócimo presidente de Morena, Mario Delgado; y el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta.

Ahí Arias, quien se perfila como el más fuerte aspirante de Morena a suceder en la gubernatura de Michoacán al perredista Silvano Aureoles, habló del tema central de México.

"La inseguridad es uno de los principales problemas de la sociedad, que han llenado de luto a las familias mexicanas y para erradicar la violencia estamos en una comunicación y mutua colaboración con el Gobierno de la República", afirmó.

Arias, presidente de la poderosa Comisión de Gobernación del Senado, confió en que la Guardia Nacional pronto de resultados.

Pero advirtió que ello deberá estar acompañado por un crecimiento económico sustancial que garantice bienestar y progreso.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Twitter: _rvizcaino