Frente a un partido fracturado, dominado por pugnas internas y ambiciones sin límite, AMLO amenaza con abandonar a Morena

El jefe máximo de Morena, Andrés Manuel López Obradorse quebró a la primera.

Apenas a un año de asumir el Poder de hecho con la llegada el primero de septiembre de sus senadores y diputados al Congreso, AMLOse declaró ajeno al movimiento que él creo para ganar finalmente la Presidencia.

La esquizofrenia político-partidaria.

Y es que mientras todos sus cercanos y la militancia lo consideran el Eje y Guía, lo que sería calificado sin pudor en la época priísta como El Jefe Máximo, dice ya no tener nada que ver con Morena porque él ahora se debe a todos los mexicanos.

Así, desde esa contradicción le exigió a los militantes prominentes de este partido –hablaba ante diputados federales y senadores de Morena -, respeto a ideales y principios morales y a alejarse de ambiciones del poder obtenido a cualquier costo, al que se llega sin escrúpulos.

Y, como lo adelantó en su mañanera del miércoles, amenazó con renunciar a Morena, y hasta quitarles el nombre.

Un raro juego de espejos, de ser y no ser para desde ahí amenazar con abandonarlos si él considera que "se echaron a perder".

"Si el partido que ayudé a fundar, Morena, se echara a perder, no solo renunciaría a él, sino que me gustaría que le cambiaran de nombre porque ese nombre nos dio la oportunidad de llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país. Entonces no se debe de manchar ese nombre", indicó.

Dijo que es lamentable que un partido que surge defendiendo causas justas, termine "muy mal".

Recordó que pronto habrá elecciones internas en Morena, en las que ni él ni su Gobierno intervendrán.

˝Ni en el proceso de ese partido ni en otros", aclaró por si hubiera necesidad.

Dijo que sólo entregará una carta que deberá ser distribuirá entre militantes de Morena a quienes pedirá mantengan sus ideales y principios.

"Quiero dejar en claro primero que nosotros luchamos muchos años para que no se usara al Gobierno a favor de ningún partido. Es una lucha de siempre. Nos hicieron mucho daño, porque la elección no era libre, limpia, y se metían los gobiernos. Nosotros no podemos actuar de la misma manera", destacó.

Es decir, es ajeno a Morena… pero no.

La esquizofrenia, pues.

¿En este contexto yo sólo quisiera saber a qué se refiere cuando habla de "si se echan a perder"?

PELEADOS Y FRACTURADOS

Haiga sido como haiga sido, AMLO habló ayer así a miembros de un partido fracturado por peleas internas, dominados por ambiciones inocultables, divido ya en tribus y corrientes y ante diputados federales que se aprestan a echarles montóna sus compañeros de la oposición en San Lázaro, para a través del llamado "mayoriteo" que tanto reprocharon al PRI y al PAN agandallarsela Presidencia de la Cámara de Diputados por encima de acuerdos ya establecidos y en contra de reglamentos parlamentarios.

López Obradorse dirigió ayer, pues, a un partido cuya Comisión de Honor y Justicia se metió hasta la cocina del Senado al invalidar ayer el proceso de su fracción, por el cual los senadores de Morena decidieron por mayoría el lunes 19 no avalar la reelección de Martí Batres, y por el contrario lanzar a la senadora de Tabasco Mónica Fernándezpara ese cargo.

En fin, así habló ante los integrantes del partido en el Poder el cual enfrenta un proceso de renovación de dirigentes nacionales a través de una campaña llena de injurias y descalificaciones entre sus aspirantes.

AMLO habló de respetar ideales y principios ante Yeidckol Polevnsky-quien ni siquiera se llama así-, la presidenta saliente de Morena que busca por todos los medios y mediante todas las artimañas repetir en el cargo, y que califica de "sabandijas" a sus compañeros que también aspiran a ocupar ese cargo.

En fin, pide respeto a ideales y principios y como límite de todo pone sobre su mesa la amenaza del abandono, de la huida de su partido.

¿Y AHORA?

Y mientras AMLO decía lo anterior, la Comisión de Honor y Justicia de Morena un partido dominado por la biliosa y marrullera de Yeidckol Polevnsky, declaraba anulado el proceso interno de la fracción de sus senadores y ordenaba su reposición.

Polevnsky, aliada de siempre de Martí Batres, y una de las peores malquerientes de Ricardo Monreal, respondía así a favor de su protegido.

Ciertamente la decisión de la comisión partidaria no es vinculante, pero es casi seguro que veremos la reposición del proceso interno que por lógica dará los mismos resultados: el rechazo a Batresy la postulación de la senadora Mónica Fernández.

Algo distinto significaría la fractura de la fracción en un momento clave de la consolidación de la 4T.

PORFIRIO SE QUEDA: DELGADO

En la cámara de Diputados las ambiciones que buscan a cualquier precio el poder, esas condenadas con el infierno del desprecio por López Obrador, terminaron por quebrar los acuerdos del coordinador de los legisladores de Morena con la oposición.

Acuerdos que hace apenas unos días preveían que dos legisladores de Acción Nacional ocuparía -6 meses uno y 6 otra-, la presidencia en San Lázaro durante el segundo año de Legislatura.

Así es que vía el agandalle y el mayoriteo antidemocrático repetirán en ese cargo Porfirio Muñoz Ledo… y Dolores Padiernacomo vicepresidenta.

Así lo dio a conocer ayer el propio Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena, y quien ya había negociado la rotación de la presidencia conlos otros coordinadores.

Delgadoindicó en su cuenta de Twitter, lustrada con una foto donde aparece abrazado y sonriente con Muñoz Ledo…

"En la plenaria de @DiputadosMorena el coordinador @mario_delgado aseguró que @PMunozLedo seguirá siendo el presidente de la @Mx_Diputados y sostuvo aquí no es el @senadomexicano #plenariaMorena".

¡Orale!, golpe indudable contra Ricardo Monreal.

REACCIONES

El más fuerte aspirante a la presidencia de Morena, el diputado Mario Delgado, fue quien reaccionó de inmediato ante la amenaza de AMLOde irse de Morena.

Dijo que su partido no puede darse el lujo de quedarse sin su principal activo, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y dentro de su espacio de pecandidato a la dirigencia nacional de Morena, indicó.

"El lopezobradorismo es más grande que los simpatizantes y militantes de Morena, por eso el partido no puede perderlo.

"Nos toca demostrar que estamos a la altura del movimiento histórico y a la altura del líder de época que es López Obrador… ni siquiera toda la militancia unida podría llenar ese vacío si nos deja el Presidente de la República, como líder del partido, por eso debemos (ser) conscientes de la importancia de la unidad", subrayó.

Así entran los diputados y senadores de Morena, su partido hoy en el poder, al segundo año de una Legislatura llena de temas y retos.

Así inicia su segundo año de mandato un Presidente que ya anda corriendo de su partido.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Twitter: _rvizcaino