Paquete económico corto… y no exento de recortes

Apenas Arturo Herrera titular de Hacienda lo entregó a la panista Laura Rojas presidenta de los diputados y el subsecretario Gabriel Yorio lo dio a la senadora Mónica Fernández, presidenta de la Cámara alta, y ya los analistas financieros encontraban posibles insuficiencias al Paquete Económico de AMLO para 2020.

Por las redes sociales fluyó una de los primeras, graves: "OJO: NO#SALUD. Sólo $128,000 millones en "Ramo 12" (+4% vs 2019) Así, no habría plan de salud exitoso".

En otros mensajes se planteaba otra percepción generalizada:

"Poco gasto… y falta ver cuánto más le va a recortar ahora a salud y otros rubros esenciales López Obrador".

Nada de eso se planteó sin embargo en la entrega del Paquete Económico al Congreso.

Arturo Herrera dijo a los diputados, encabezados además por Mario Delgado, como Yorio a los senadores representados por Ricardo Monreal, que el de 2020 será un presupuesto "extremadamente" responsable.

En la recaudación no habrá ni aumento ni nuevos impuestos, y en el gasto, señalaron ambos, se reforzaré lo destinado al sector social, seguridad y Petróleos Mexicanos.

"Nos asegurarnos de que esos tres sectores tengan presupuesto suficiente.

"Del primero depende el bienestar social; del segundo depende la respuesta del Estado a consecuencias de15 años de violencia y el tercero el relanzamiento de Pemex", indicó Herrera.

Consideró que la determinación de no aumentar ni crear nuevos impuestos exigirá al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y en especial a su secretaría, una mayor eficiencia en la recaudación.

"Va a ser un presupuesto extraordinariamente responsable nosotros reconocemos que los límites de la política fiscal son limitados y por lo tanto hay que ser muy cuidadosos con las áreas del gasto", subrayó.

En un comunicado que acompañó la entrega del Paquete Fiscal, el Gobierno de AMLO indica que:

 Dado el contexto internacional complejo y la desaceleración de la actividad económica en México, el programa económico para 2020 constituye una sólida plataforma para alcanzar las metas de la actual administración en materia de bienestar de las personas, privilegiando el gasto social, en seguridad y el fortalecimiento del sector energético.

 El compromiso con la disciplina fiscal se refleja en la meta para 2020 de superávit en el balance primario de 0.7% del PIB que asegura una trayectoria sostenible del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, indicador que incluye las obligaciones del Sector Público en su versión más amplia.

 En la ILIF 2020 se busca fortalecer los ingresos públicos con acciones orientadas a simplificar el marco tributario y a garantizar el cumplimento en el pago de los impuestos existentes al cerrar espacios de evasión y elusión fiscal, lo anterior con la finalidad de dotar de mayor equidad al sistema impositivo asegurando que cada contribuyente participe con la carga fiscal que le corresponde.

 Los ingresos totales del sector público para el 2020 se estiman en 6,096.3 miles de millones de pesos (mmp) y se componen de 5,511.9 mmp de ingresos presupuestales y 584.4 mmp de ingresos provenientes de financiamiento.

 Por su parte, en el PPEF 2020 se da prioridad al gasto orientado a programas sociales que permiten reducir las desigualdades económicas, sociales y regionales así como los proyectos de inversión que tienen mayor incidencia en los determinantes del crecimiento potencial de la economía.

 El gasto neto total devengado se estima en 6,096.3 mmp, lo que representa un incremento nominal de 4.4% (0.8% real) con respecto al aprobado en 2019. Al interior, se proyecta que el gasto no programable se ubique en 1,701.1 mmp en 2020, lo que representa una disminución de 2.8% real con respecto a lo aprobado en 2019; mientras que el gasto programable devengado se estima en 4,395.2 mmp, 2.3% mayor respecto de lo aprobado el año anterior

CUMPLE COMPROMISOS

Al recibir el Paquete, la presidenta del Senado, la tabasqueña Mónica Fernández y Ricardo Monreal, líder de la mayoría de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política, coincidieron en que:

• Cumple el compromiso de que no habrá nuevos impuestos.

• Se cuenta con un presupuesto de 6 billones de pesos para 2020

• El crecimiento 0.9 al 1.3% que puede mejorar; es realista

• No hay nuevos impuestos; la ley de ingresos no contempla nuevas cargas tributarias al ciudadano

• Hay equilibrio entre el gasto y el ingreso

• Permite actuar con inteligencia y actitud innovadora para que todos paguen sus impuestos

• No a la evasión, no empresas fantasmas, no factureros falsos, que provocan que se vayan por el caño de la corrupción millones de pesos

• No acude al endeudamiento; es responsable.

• Cumple expectativas y compromiso presidencial de hacer un presupuesto austero, racional, creíble y certero

Monreal consideró por su parte que tal como fue presentado, este presupuesto genera condiciones de mejor gasto para dar prioridad al bienestar del pueblo: salud, educación, agricultura, campo

Y para rescatar y reforzar con apoyo económico a Pemex, y con ello al sector energético y eléctrico al tiempo de atender y reforzar la Seguridad Pública.

"Es la mezcla afortunada entre bienestar y seguridad pública", subrayó.

CONTEXTO

En su introducción, el Paquete Económico para 2020 advierte que durante las últimas décadas, uno de los problemas más preocupantes ha sido el bajo crecimiento económico, que dificulta la solución de problemas como los altos niveles de pobreza y marginación.

Así durante 35 años, la economía mexicana ha crecido solamente a una tasa del 2.4% en promedio, esto es un nivel muy bajo para los estándares de América Latina, por ejemplo, algunos países pares (o similares) como Chile han estado creciendo a 4.9%, República Dominicana al 4.6% y Costa Rica al 4.3% (tasa anual promedio de crecimiento, 1983-2018).

Y al tomar el crecimiento del ingreso per-cápita, es decir, cuando tomamos el crecimiento del PIB dividido entre toda la población, en realidad, nuestro país presenta peores cifras que el resto de los países pares latinoamericanos.

En los últimos 35 años, ni si quiera hemos crecido al 1% anual (0.8%), mientras que el PIB per-cápita de Chile creció al 3.5%, República Dominicana al 3.0% y Costa Rica al 2.4%.

Si bien el crecimiento por sí mismo no garantiza la mejora en el bienestar de la población, se requiere de él para alcanzar el desarrollo. Lo que se necesita es un crecimiento incluyente, es decir, que se refleje en mejores empleos y salarios para todos.

A partir de hoy todo en el Congreso tendrá que ver con la revisión, adecuación y aprobación de este Paquete Económico.

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Twitter: _rvizcaino