Está aquí: InicioOpinionVerduguilloMantenidos, la partidocracia podría dejar de ser un cáncer.

Mantenidos, la partidocracia podría dejar de ser un cáncer.

Escrito por  Javier Cruz de la Fuente Publicado en Verduguillo Jueves, 28 Septiembre 2017 09:40
Valora este artículo
(0 votos)

El terremoto del 19 de septiembre 2017  destapó muchas cloacas, la que más destaca en este momento es que luego de la exigencia de la ciudadanía porque los Partidos Políticos aportarán parte del millonario presupuesto que reciben del  Instituto Nacional Electoral (INE) ahora en la mesa del debate está que estos  institutos políticos, estos mantenidos dejen de recibir nuestro dinero, el dinero del pueblo, sino que el dinero les  llegue del financiamiento privado. De qué procedencia, cómo lo conseguirán, usted qué cree. Aquí el contexto: La  propuesta de que los Partidos Políticos renuncien a su financiamiento público para apoyar a los damnificados del terremoto se volvió de repente en una asquerosa pelea por  ver quién saca más provecho. Para iniciar esta semana, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) anunció fervientemente y en medio de la emergencia que  propondría en la H. Cámara de Diputados Federal  una Reforma Constitucional para eliminar el financiamiento público a Partidos Políticos y para eliminar todas las plurinominales en el H. Congreso.
De ahí brotaron las etiquetas #CeroPluris #CeroDineroPúblico.
De esta manera se busca que el dinero que llegarán a tener pueda destinarse fast track a personas que en algún momento tengan una emergencia, no vaya a creer usted que a las cuentas de Chayito Robles  en la SEDATU. Las cifras de dineros que reciben actualmente los Partidos Políticos es  avergonzante, no obstante, la cantidad de dinero público de los Partidos Políticos no es el problema, sino un síntoma del agotamiento del actual sistema de Partidos. La captación del dinero público de los institutos políticos  estaba basada en un argumento bastante válido, en el caso mexicano era dar equidad a las elecciones. Recordara usted que durante la década de 1990, en un contexto en el que el PRI dominaba la mayor parte de las instituciones, el partido oficial tenía una ventaja sobre la oposición: El uso de recursos públicos provenientes de programas sociales. Hoy se podría decir que ésta lógica y hegemonía ha desaparecido, que hay más libertad en este país, pero oh sorpresa, las elecciones en el Estado de México demostraron que al PRI-Gobierno poco le importa desviar recursos para alimentar sus campañas. Aquí el debate ahora es saber de dónde procederá este dinero, saber sí pasa o no pasa esta iniciativa en el H. Congreso, y sobretodo saber sino es una jugada electorera, porque hasta Morena ha llevado agua a su molino con esta propuesta, siga pendiente porque en estos días explicaremos cómo se desarrolla esta historia que no es de alguna serie de narcos sino de la puritita realidad.

* Debemos tener una mente fuerte.

Un aspecto al  que no se ha prestado mucha atención en toda esta contingencia que está atravesando el país, es a tener una actitud positiva ante las circunstancias, y dirá usted estimado lector, qué cómo es esto posible ante la pérdida de familiares, amigos, conocidos, el patrimonio, pues sepa usted que las desgracias y tragedias son parte de la vida de los seres humanos. Y sí por alguna razón usted no fue de los que perdió alguna cuestión en los terremotos, debe poner en práctica esto de tener una buena actitud y no es solamente a través de pensar alegre y positivo, sino en las cosas fundamentales como son, alimentarse bien, y lo más sano posible, por eso el dicho reza, “somos lo que comemos”, además si hubiera alguna emergencia social y estamos bien nutridos tenemos más posibilidades de sobrevivir o resistir ante los embates de la naturaleza. Dormir bien o lo más que se pueda es sumamente fundamental, ayuda a que tengamos buen humor, buenas defensas, en fin, dormir es un poderoso remedio para muchos males del cuerpo, sabe usted, cuál es la mejor de todas las vitaminas, pues déjeme compartírselo, la risa, ser feliz, porque como ya le mencioné sufrimientos, disgustos y tragedias siempre estará en nuestro diario vivir, pero hay que mostrar la mejor de nuestras fortalezas para poder salir avante.
La situación psicoemocional de las y los mexicanos está muy afectada más en las zonas de desastre, aun así hemos visto casos de personas que en medio de la tragedia tienen ganas de sonreír, aprovechemos estos acontecimientos para ser más expresivos con los nuestros, pues no sabemos cuándo ya no los volveremos a ver, abracémonos, que dice la ciencia que también es un poderoso remedio para descargar la tensión, y ayuda a recobrar la confianza y a que el miedo merme de nuestro máximo templo, nuestro cuerpo.

* Ayotzinapa, discurso caduco.

Sí bien lo sucedido hace tres años en Iguala, Guerrero fue sumamente lamentable, a un trienio de la desaparición de los 43 normalistas, una serie de irregularidades y vinculaciones con grupos delincuenciales hizo que la imagen de los desaparecidos se fuera perdiendo. Lo anterior se lo comentó porque en distintas partes del Sureste Mexicano, se realizaron manifestaciones en marco de este capítulo en la historia de México, tan es así que en el atrio de Santo Domingo de Guzmán, Oaxaca se realizó una manifestación tipo ofrenda que tenía como encabezado la siguiente frase: Fue el Ejercito". Lamentable, que se quiera santificar a estos muchachos que estaban coludidos y envueltos en una serie de problemas con grupos del narcotráfico, y que hoy las fuerzas armadas de la milicia mexicana se estén partiendo el lomo en las zonas de desastre. Que los militares sean los que sin descanso ayudan en los rescates, entrega de víveres, censos, acotación de caminos y de más tareas titánicas.
Lo que si es verdad es que tampoco se deben olvidar los abusos de poder cometidos en este país a lo largo de las décadas, sin embargo, estimado lector, el horno no está para bollos, esta vez no queda este discurso, o usted qué piensa. 

Por hoy es todo.

Visto 54 veces

Facebook