Miércoles, 29 Julio 2020 05:03

LA REFORMA AL SISTEMA DE PENSIONES

Escrito por José Villalobos Gallegos

Los sistemas de pensiones tienen como propósito que los trabajadores tengan, al momento del retiro, recursos que les permitan alcanzar cierto nivel de consumo.

El retiro puede darse por invalidez, vejez o cesantía en edad avanzada. Los planes, generalmente, también protegen a los dependientes económicos del trabajador en caso de que éste muera.

En México coexisten dos sistemas de pensiones, uno basado en la Ley del IMSS de 1973, y otro en la Ley del IMSS de 1997. Estos sistemas son distintos y han sido objeto de estudios y críticas, tal como ha ocurrido en los últimos días a raíz de una resolución de la SCJN.

La reforma de pensiones presentada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador el pasado miércoles 22 de julio es indispensable, pero resulta insuficiente, pues excluye a los trabajadores que carecen de seguridad social.

La reforma al sistema de pensiones busca aumentar la pensión que ofrece el SAR a los trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y evitar una crisis futura.

La iniciativa de reforma cuenta con el aval de los sindicatos de trabajadores y de empresarios, consta de tres cambios importantes dentro del régimen de la ley del seguro social de 1997, bajo el que operan las administradoras de fondos para el retiro (afores).

Las principales modificaciones que contempla esta iniciativa es la reducción de 1,250 a 750 semanas el requisito para alcanzar una pensión garantizada para las primeras generaciones. Adicionalmente, las aportaciones aumentarán de 6.5 a 15%, siendo la patronal la que absorba el incremento al pasar de 5.15% a 13.87 por ciento.

Hay factores que se deben considerar para determinar la edad en la que decides pensionarte como tu estado de salud y esperanza de vida, así como la situación económica de tu familia.

Si has cotizado bajo la Ley de 1973 podrás decidir pensionarte los 65 años, recibiendo el 100 por ciento de tu pensión o a la edad mínima aceptada, los 60 años, con un 75 por ciento de la pensión.

La iniciativa es sólo una propuesta presentada por el gobierno federal. Es decir, aún falta que pase a su revisión en el Congreso de la Unión, donde diputados y senadores seguramente le harán modificaciones antes de aprobarlo.

La propuesta de reforma al sistema de pensiones del sector privado no va a resolver el gran problema de pensiones que prevalece en el país, ni tampoco otros estructurales como la informalidad, lo que busca es que más trabajadores puedan aspirar a una pensión y que ésta sea digna.

El actual sistema, del año 1997, ha sido cuestionado por el bajo rendimiento que otorga a los empleados, mientras que expertos han advertido que es una especie de bomba de tiempo por el creciente aporte del Estado, poniendo en riesgo las finanzas públicas, la inflación y el empleo formal.

Frente a la mayor crisis económica que enfrenta México desde 1932, es un buen anuncio y ojalá sea el primer paso para que la iniciativa privada, el gobierno y los trabajadores construyan acuerdos para lograr tener propuestas sólidas para superar la crisis.

*Es Abogado y Analista Político