Domingo, 02 Febrero 2020 01:00

AMH: Un viraje necesario

Escrito por Raúl NATHÁN PÉREZ

1).- La modernidad y sus bemoles

El presidente de México dejó de ser, desde hace mucho, el moderno tlatoani mexica. De aquel ser investido de poderes meta-constitucionales; de aureola casi divina; de investidura cercana a un Dios, ha mutado a un ser de carne y hueso, común y corriente. Cualquier desliz, declaración, ocurrencia, etc., deviene en minutos escarnio público, hilaridad o burla que, traducidas en memes, invaden en segundos el ciberespacio. La propuesta de rifa del avión Boeing Dreamliner TP-001, calificada como un disparate, fue tendencia mundial en redes sociales. Claro que fue un distractor mediático. La crítica olvidó la crisis que generó la falta de reglas de operación del Instituto Nacional para la Salud y el Bienestar (Insabi) y el colapso del sistema de salud. Ya no hay protocolo público que se respete. Memorable aquel evento, cuando una estudiante levantó la mano con una seña obscena, que apareció en las pantallas detrás de AMLO.

2).- AMH y las rechiflas

El 21 de diciembre de 2018, durante una de las primeras giras de trabajo presidenciales, el gobernador Alejandro Murat fue objeto de rechiflas. El evento se realizó en el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO). La escena se repitió –así trascendió- el pasado 19 de enero, en Santo Domingo Xagacía, en la Sierra Norte. En ambos eventos, AMLO ha salido al quite, con un discurso que pontifica y apela a la unidad y la tolerancia. Como el salvador de la tarde, ante un ejecutivo estatal molesto, aunque discreto para manifestarlo. Pero, ¿cuáles son los factores que estimulan este tipo de acciones en contra de la figura gubernamental? Sin duda alguna, el principal es el oportunismo de los detractores políticos, que aprovechan el espacio para arremeter.

El quid ha sido evidenciar al gobernador ante el presidente de México y tratar de cortar de tajo alguna posibilidad, cercana o remota, de integrarse al gabinete federal, como algunos cercanos lo han manejado. El propósito es insano y perverso. Y podría provenir de los mismos cuadros priistas desplazados, que tras bambalinas han seguido trabajando con las comunidades, mientras los yupies y yopes en el gabinete, se duermen en sus laureles. Porque hay que decirlo, en la actual administración, el trabajo comunitario, salvo el que lleva a cabo Ivette Morán de Murat, con las Caravanas, no se ve por ningún lado.

Pero no es suficiente. No hay obras; no hay recursos. Hay un virtual abandono de los indígenas, etiquetados sólo para ser atendidos por la dependencia que maneja Eufrosina Cruz. En pocas palabras: hay un soslayo brutal para mamar pueblo.

3).- Los otros factores

Los efectos de los viajes a Nueva York, Londres, Frankfurt, Madrid u otros, para promover inversiones, turismo o el fútbol de “Los Alebrijes”, se superponen sobre la triste figura de los pueblos originarios. Y ahí están los operadores de MORENA: Salomón Jara, Adelfo Regino, Flavio Sosa, entre otros, prestos a aprovechar esos vacíos. No es acusarlos sin bases. Es suponer su desesperación para el 2022. En efecto, no tienen contrapesos; no hay quien les haga sombra. AMH carece de operadores políticos. Los dos o tres que tienen fama, no dan un paso sin lana. Así se tasan. Pero para el huateque nadie les gana. Celebran hasta el cumpleaños del perro. Los viajes ilustran. Pero no los que se hacen al interior del estado y en helicóptero. Ya nadie quiere lastimarse el trasero y transitar por los sinuosos caminos –por fortuna ya les están haciendo justicia- de nuestras comunidades indígenas. Ha faltado humildad y sencillez, que puede que el gobernador las tenga, pero no los yupies perfumados que jamás salen de sus oficinas.

4).- ¿Qué hacer?

Como la obra que contiene la teoría revolucionaria de V.I. Lenin, ¿Qué hacer?, Murat debe darle un viraje a su estrategia de gobierno. Adiós a los aduladores, a los oficiosos que se convierten en maratonistas, de la noche a la mañana, para hacerle segunda en el Triatlón. Un buen gobernante no necesita apologistas, panegiristas, lame-botas. Ampliar las caravanas, no sólo a los leales -¿o incondicionales?- de la presidenta del DIF, que también deben trabajar para quien los mantiene en el cargo, es decir, el gobernador. Sacar a los perfumados de sus oficinas. Mandarlos a percudirse los trajecitos o los zapatitos, comprados en Polanco o Santa Fe. Que se acostumbren en lo que les falta en el cargo, a tocar las manos arrugadas o pieles sudorosas de quienes les dan de comer.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

--- El transporte concesionado sigue como pivote de la inseguridad en el estado. El directorio de muertos es considerable. Con el asesinato de Edgar Iván Luis López, de CATEM, se sigue diezmando a la familia

Luis Martínez. Pero el gobierno les debe poner un alto a los dirigentes sindicales y dejar que los mandos policíacos sigan metiendo las manos. Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax