Lunes, 12 Octubre 2020 09:30

Muñoz Ledo se declara hoy presidente de Morena y denuncia intento de golpe de Estado contra AMLO

Escrito por Roberto VIZCAÍNO

Con 87 años cumplidos, y con quizá la carrera política más vasta e importante de los últimos decenios en México, Porfirio Muñoz Ledo se declarará hoy presidente de Morena. Llegará rodeado de un importante apoyo dentro de ese partido. Y lo hará para oponerse directamente al previsible ascenso de Marcelo Ebrard al poder.

De lograr ser reconocido formalmente, el expresidente de la Cámara de Diputados y quien entregó la Banda Presidencial a Andrés Manuel López Obrador, apunta el politólogo Fernando Dworak: "habrá dirigido tres veces al mismo partido (PRI-PRD y Morena) en sus diversas mutaciones".

Como sea, lo cierto es que en el contexto de esta jugada de Muñoz Ledo y de los otros actores predominantes dentro de Morena, se advierte un acomodo dentro de este partido en la carrera presidencial del 2024.

En esa carrera, y por lo tanto en este conflicto, están presentes: Marcelo Ebrard, Ricardo Monreal y Claudia Sheinbaum. Al menos los tres realmente con posibilidades de aspirar a la sucesión de AMLO.

Entenderlo es simple: Andrés Manuel López Obrador ya es presidente de México, y ya no competirá por el cargo en 2024. El ha demostrado que Morena es su lastre político.

A quienes sí importa entonces obtener el control y conducción de Morena -que representa no sólo prerrogativas multimillonarias anuales (este año operó 1,700 millones y el siguiente tendrá 2,200 millones más) sino la colocación de miles de cargos de elección para sus cercanos y miembros de sus equipos más amplios- es a Ebrard, Monreal y Sheinbaum.

Quien logre ese objetivo tendrá mayores posibilidades de ser el sucesor en la Presidencia de la República.

Es reconocido que Muñoz Ledo jugaría en favor de Sheinbaum y contra Ebrard. Eso es lo que realmente está detrás de este conflicto.

Por eso Porfirio Muñoz Ledo (@PMunozLedo/twitt) se presentará y se apoderará de la presidencia de Morena hoy a las 12 del día.

Y tiene con qué:

"Hace 40 años que lucho por la democracia en México y por las instituciones electorales. Es una historia de convicción y sacrificio que no voy a deshonrar. El dinero millonario pretende apoderarse. Gané las encuestas", aseguró

Es un claro juego de vencidas políticas contra el INE y contra el Trife. Por supuesto contra Ebrard.

Así integrantes del Foro de Militantes de Morena acompañarán Muñoz Ledo quien dice haber ganado las encuestas del INE y no acepta ir a una tercera porque la considera una argucia para encumbrar a Delgado…

"Voy a asumir… como decía López Obrador, soy el presidente legítimo, y legalmente voy a pelear", advierte.

Lo hace mientras supuestamente 37 senadores y 162 diputados federales y 68 locales en un texto público piden a Muñoz Ledo no violentar el proceso y esperar a la tercera encuesta…

"Hubo un empate y, por lo tanto, no puede confirmarse una ventaja significativa. No es honorable señalar que hay dinero podrido detrás de los candidatos, y menos de nuestro compañero Mario Delgado", indicaron en abierto apoyo al coordinador de Morena en San Lázaro.

Pero en contrapartida el senador Martí Batres encabeza a su vez a un grupo de legisladores que piden exigen a los otros, y a Delgado, reconocer el triunfo de .

La senadora Ifigenia Martínez -quien junto a Cuauhtémoc Cárdenas, Porfirio y otros priístas rompieron con ese partido en 1987-88- se sumó a Batres y pidió dejar la dirigencia a su antiguo compañero de luchas.

El promedio de las 2 encuestas del INE, dice Ifigenia, indican claramente que Porfirio es el ganador, que no hay empate…

"Si la votación indica que los números son parejos, por antecedentes democráticos le toca a Porfirio. Es el luchador que se ha dado a la mayor tarea y, sobre todo, inicial, porque todo fue idea de él desde que fuimos priistas (...) Porfirio sí merece todo mi respeto, pero no dejo de reconocer el valor de Mario", dijo.

A su vez la senadora Citlalli Hernández, ganadora de la secretaría general, pidió a Delgado asumir una actitud demócrata, y aceptar que no ganó la presidencia.

En San Lázaro, un texto firmado por supuestamente 254 diputados federales y locales le piden a Delgado no declinar frente a Muñoz Ledo.

Pronto ese llamado hizo agua ya que varios de los supuestos firmantes se deslindaron del apoyo a Delgado y se fueron con Muñoz Ledo…

El grupo de Delgado indicó que considera "un grave error promover a una dirigencia de #Morena opositora al Presidente", con lo cual los delgadistas-marcelistas ubicaron a Muñoz Ledo como enemigo de AMLO.

Este señalamiento fue reforzado el domingo por Mario Delgado en actos en Hidalgo donde dijo:

"No le sirve a nuestro Presidente una dirigencia que esté cuestionando a nuestro gobierno, no le sirve una dirigencia que no tenga la capacidad de recorrer todo el país y organizarnos".

Y calificó a Muñoz Ledo como un discapacitado por su avanzada edad, y además como un amargado, al indicar que ya no puede ir a actos partidarios por el país… "un líder de partido tiene que estar con la gente, con sus candidatos y no sentado en un sillón y enojado con la vida.

"Hay un empate técnico entre Porfirio y su servidor, habrá una nueva encuesta, estamos pendientes y estamos listos para que el INE defina las nuevas fechas.

"El INE ha liberado las bases de datos, lo cual permite que se audite el ejercicio que ellos han hecho", reiteró.

En este fuerte toma y daca finsemanal que mantuvo la atención de las redes sociales, Muñoz Ledo -quien quizá no pueda ya movilizarse con la agilidad de un chavo de 25 años, pero cuya reserva neuronal está como la de un joven de 20, y su colmillo político como el de una morsa de 2 toneladas en plenitud-, calificó los resultados del INE como un "fraude monstruoso"…

Y reiteró que su percepción es que, detrás de la campaña de Delgado, hubo un gasto de no solo mil millones de pesos, sino dos o tres veces más.

Por eso y más consideró que detrás de la candidatura de Delgado existe una trama para quedarse con el poder en México.

"¡Es el proyecto de un golpe de Estado!", afirmó.

Muñoz Ledo, quien de política y de sentido de Estado lo sabe todo, indicó hace unas semanas que el triunfo de Delgado en la presidencia de Morena significaría en los hechos la virtual presidencia de Marcelo Ebrard, y relegar a López Obrador en lo que queda de su mandato formal a la posición de un florero en Palacio Nacional.

Muñoz Ledo pidió al INE todos los datos y metodología de las encuestas a fin someterlas a una auditoria profesional.

Y advirtió que sí en tres días el INE no le entrega esa información, acudirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Reveló que con ayuda de "amigos" y expertos, contabilizó más de tres mil espectaculares en pro de Delgado por todo el país.

Aparecieron y desaparecieron como por arte de "magia de Aladino", comentó.

Dijo que eso no es entendible sin el contubernio de poderosas empresas que le cedieron los más importantes y caros espacios publicitarios.

Ya metido en esa inercia, Muñoz Ledo consideró que su contendiente real es el canciller Marcelo Ebrard y que las cifras "gordas" erogadas en la campaña de Delgado no salieron de la fortuna del canciller sino sólo pudieron provenir del lavado de dinero o del narcotráfico, denunció.

El fin es, insistió, "quedarse con el gobierno", y acorralar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por eso pidió a los militantes de Morena apoyarlo a él y oponerse a Delgado.

El pleito y la confrontación en todos sus niveles están, pues, planteados en Morena para más allá que la fractura.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Twitter: _rvizcaino