Viernes, 21 Agosto 2020 10:17

Agua de rosas, una bebida contra las infecciones

Escrito por El Universal

Aunque parezca mentira, el agua de rosas también se puede ingerir, pero claramente no hablamos de aquella que se puede conseguir en farmacias o tiendas de productos cosméticos.

Aunque las propiedades de las rosas se hayan reducido a la tonificación y humectación de la piel, tal y como afirma Herbofarm en un boletín informativo, lo cierto es que los beneficios que brindan estas flores van más allá.

El mejor ejemplo son las múltiples aportaciones que traen para el organismo humano los pétalos de rosas, mismos que pueden ser ingeridos en diversos menús como crocantes, postres y en el caso que hoy abordamos, en tés o infusiones.

 

De hecho, de acuerdo con un artículo publicado en la revista Ciencia y Tecnología Agropecuaria, los pétalos de rosa son muy utilizados en la cocina árabe y pueden ser consumidos como complemento o protagonista de cremas y mousses. Aunque también pueden ser combinados con jugos de frutas, ensaladas, postres, mermeladas y bebidas como limonadas.

Además, según un artículo publicado en la revista Scientia Agropecuaria, la rosa es rica en vitamina C, por lo cual se ha demostrado que aunado al efecto regenerador que tiene en la piel, también puede ser utilizada para combatir gripes y resfriados.

No obstante, quizás una de las propiedades más interesantes de las rosas sea su uso en el tratamiento de infecciones del cuerpo humano.

La rosa también ha resultado ser de utilidad en el tratamiento de problemas digestivos y urinarios. Lo cual se debe a que ayuda al cuerpo a liberar toxinas, pues presenta propiedades analgésicas, antiinflamatorias, antipiréticas, calmantes, cicatrizantes y diuréticas.

De manera que si sospechas que tienes una infección en las vías urinarias, puedes optar por consumir un poco de infusión de pétalos de rosas para aliviar la molestia infecciosa y poder orinar sin dificultades nuevamente.

Aunque si el problema es digestivo, igualmente puedes consumir este delicioso tónico floral, ya que, de acuerdo con la Guía de plantas medicinales del Magreb, el agua de rosas además de ser un increíble antidiarréico gracias el efecto astringente de los taninos que posee, también cuenta con cierto efecto antiséptico sobre algunas bacterias intestinales, por lo cual es útil para el tratamiento infeccioso gastrointestinal. 

Y, por si fuera poco, el agua de rosas también puede ser empleada como líquido de baños astringentes que pueden ser de utilidad para aquellas personas que sufran de conjuntivitis. 

Pero volviendo a su ingesta oral, la guía enunciada recomienda tomar el agua de rosas después de las comidas. Así que ya sea que la prepares como tónico, infusión o agua de tiempo, esta bebida seguramente refrescará y beneficiará en múltiples sentidos.

Receta

Ingredientes:
-1 litro de agua
-650 gramos de pétalos de rosas
-1 rajita de canela (opcional)
-Miel o azúcar al gusto

Modo de preparación:
1. Lava y desinfecta perfectamente los pétalos de rosa.
2. Pon a calentar agua a fuego medio y coloca la raja de canela.
3. Ya que el agua esté a punto de ebullición, agrega los pétalos de rosa y revuelve por 5 minutos o hasta que notes que el agua comienza a volver a burbujear. Tapa la cacerola y deja hervir por 10 minutos a flama baja.
4. Elige cómo quieres ingerirla, si quieres tomarla como té agrega a una taza y endulza al gusto. Si en cambio, prefieres consumir el tónico floral como agua fresca, deja que el líquido esté templado y deposítalo en una jarra con abundantes hielos. Sirve y disfruta.

Contraindicaciones con el rosal de Castilla

Los taninos ejercen un efecto agresivo e irritante sobre la mucosa gástrica, por lo que en caso de hemorragia digestiva, pueden retrasar la curación de la úlcera.

No se han realizado ensayos clínicos en mujeres embarazadas, por lo que su uso sólo se acepta en caso de ausencia de alternativas terapéuticas más seguras.

Se ignora si los componentes de la rosa son excretados en cantidades significativas con la leche materna, y si ello pudiese afectar al niño. Se recomienda suspender la lactancia materna o evitar la administración de este medicamento.

No se ha evaluado la seguridad y eficacia de la rosa en niños, por lo que no se recomienda su uso.